top of page
  • Writer's pictureLuis Sanoja

Esta chica no existe, la creé yo con AI.


La inteligencia artificial sigue avanzando a pasos agigantados en todos los aspectos de nuestras vidas. Uno de los campos en los que está haciendo una entrada triunfal es en la creación de imágenes e incluso, personas. Con herramientas como Midjourney, que genera imágenes a partir una tecnología llamada "Red neuronal generativa profunda" , la publicidad y el arte en general están experimentando una transformación radical.


Ya no es necesario buscar una locación, contratar fotógrafos profesionales, estudios de iluminación, maquillaje e incluso en ocaciones particulares, la modelo misma para generar piezas artísticas de altísimo nivel. Todo esto se puede lograr gracias a la inteligencia artificial y su capacidad para crear imágenes detalladas y realistas.


El hecho de que la inteligencia artificial pueda crear imágenes y personas con tal precisión plantea cuestiones interesantes sobre el futuro de la publicidad y del arte en general. ¿Cómo afectará esto al trabajo de los creativos? ¿Será posible reemplazar a los fotógrafos y modelos profesionales con una herramienta de inteligencia artificial? ¿Qué sucederá con las industrias que dependen de la producción física de imágenes, como la fotografía y la moda?


Aún me resulta difícil comprender que ninguna de estas imágenes sea real. Todo, desde el suelo hasta la madera, la ropa y la iluminación, se generó por completo a través de algoritmos y datos recopilados por el modelo a partir de la inmensa base de datos en línea.


Aunque es difícil prever exactamente cómo se desarrollará la industria publicitaria en el futuro, es evidente que la inteligencia artificial está cambiando la forma en que se crea y se distribuye el contenido. Con estas herramientas similares, los diseñadores y los publicistas pueden experimentar con imágenes y conceptos sin tener que preocuparse por limitaciones de tiempo o de recursos.


Si se utiliza de manera responsable y ética, la inteligencia artificial puede ayudar a crear un mundo más inclusivo y diverso en la publicidad y el arte. Por otro lado, si se utiliza sin tener en cuenta las implicaciones éticas, la inteligencia artificial podría perpetuar estereotipos y prejuicios.


En cualquier caso, lo que es seguro es que este concepto seguirá transformando el mundo de la publicidad y el arte en los años venideros. Y aunque todavía queda mucho por explorar en este campo, es emocionante pensar en las posibilidades que nos esperan en el futuro.

31 views0 comments

Comentários


bottom of page